Noticias‎ > ‎

Orgullosos de su pueblo

publicado a la‎(s)‎ 12 jun. 2011 6:31 por San Esteban del Valle   [ actualizado el 12 jun. 2011 6:37 ]
El próximo mes de julio se cumplirán dos años del devastador incendio que cambió el paisaje del Barranco de las Cinco Villas, un valle verde y de espectacular belleza que abre las puertas del Tiétar, en Ávila. Muchos escolares de la zona afectada aún recuerdan el fuego destructor devorando el monte. Ahora, una iniciativa de la Junta de Castilla y León permite a los pequeños demostrar a los demás que sus pueblos sobrevivieron a las llamas y que conservan todo su encanto. Esta actividad se enmarca en el Programa «Si quieres, ¡te enseño mi pueblo!» perteneciente al Plan 42 de medidas preventivas de Incendios Forestales de la Junta de Castilla y León. Bajo este programa, los niños de 3º y 4º de Primaria del Centro Rural Agrupado «El Barranco» de la villa de Mombeltrán diseñaron en las aulas una ruta para «presumir» de pueblo ante sus compañeros de la localidad vecina de Arenas de San Pedro, quienes la semana anterior habían sido sus anfitriones a la hora de recorrer el municipio, que también participa, junto con el colegio de San Esteban del Valle, en este programa medioambiental.

Los chicos de «El Barranco» también ejercieron de guías por su pueblo para los alumnos de 4º de Primaria del CEIP «Zorrilla Monroy» de Arenas de San Pedro, y les mostraron, con sus correspondientes explicaciones, monumentos como el Castillo de los Duques de Albuquerque, el Hospital de San Andrés y el Rollo, también el Ayuntamiento, las piscinas municipales y el entorno natural de Playas Blancas. Los escolares presumieron de una villa histórica que, además, ha sobrevivido a las llamas.

Tras su paso por Mombeltrán, los alumnos de Arenas de San Pedro se desplazaron a San Esteban del Valle, a solo cinco kilómetros de Mombeltrán, donde los participantes coincidieron con sus compañeros en el paraje de la Garganta.

Mientras un grupo de escolares arenenses visitaba Mombeltrán, otro grupo de niños de Arenas de San Pedro recorrían San Esteban del Valle de la mano de los escolares de esta localidad, quienes hicieron de cicerones en una ruta que incluía paradas en la iglesia de San Pedro Bautista, la ermita de San Andrés, la Casa del Santo, la plaza de España o el Rollo.

información obtenida de abc.es

Comments